Archivo de la etiqueta: peso

Vacunas para dejar de ser gorditas

La lucha contra la obesidad en las mujeres, jóvenes o maduras, es algo constante en nuestra sociedad, aunque no siempre es una obsesión a causa de la cultura de la estética. No se puede negar que nuestros hábitos de vida son esencialmente sedentarios, y por eso los kilos de más pueden afectar generalmente a todos, aunque son las féminas, por cuestiones genéticas y también culturales, no nos engañemos, las que más los padecen.

Cuando el ejercicio moderado, la dieta, o los cambios de hábitos no son suficientes para perder esos kilos de más, se echa mano de la ciencia para apoyar la lucha, y eso ha dado lugar a un nuevo producto: las vacunas antiobesidad.

Estas supuestas panaceas para dejar de ser chicas gorditas no son esencialmente lo que todos entendemos por vacunas, es decir, que no todas son inyectables; las hay también en forma de ampollas bebibles, gotas e incluso cápsulas. Se trata de productos que se anuncian como naturales en la mayoría de los casos, y son de venta libre, con lo que seguramente, y si están en circulación con todas las de la ley, no sean muy eficaces en la gran mayoría de los casos, aunque a algunas personas sí que pueda ayudarles.

Sin embargo, me gustaría centrar la atención en las que sí que son inyectables, y en las precauciones que se debe tener con ellas. Para empezar, puesto que son productos farmacológicos y es de esperar que las farmacias no los distribuyan libremente, decir que nunca deben aplicarse si no es bajo la supervisión de un médico; es importante acudir a profesionales adecuados, en clínicas homologadas, y que hagan estudios antes y durante el tratamiento.  Y es que la razón es simple: no es lo mismo untarse un producto o tomarlo por boca, que inyectarlo directamente a la sangre, donde no tendrá filtro alguno; por eso, debemos estar muy seguros de con qué nos tratamos, y de quién nos hace el tratamiento.

De todas formas, desde este blog nunca dejaré de decir que la mejor forma de combatir la obesidad es no llegar a ella, teniendo unos hábitos de vida sana: comiendo saludablemente, haciendo ejercicio moderado y tener unas horas de sueño suficientes y de calidad. Y de todas formas, aunque hayas llegado a pesar más de lo debido y necesites encontrar otras soluciones, estos consejos no te perjudicarán para nada, e incluso podrán hacer que otros tratamientos hagan efecto con más rapidez y eficacia.